Megalodón ¡tiburón depredador gigante!

Megalodón ¡tiburón depredador gigante!

El Megalodón es el tiburón depredador más grande en la historia de la Tierra. Es un pez cartilaginoso que pertenece a la familia de los Otodontidae. Existió en el Mioceno y el Plioceno. Los investigadores creen que los Megalodónes se extinguieron cuando las especies de tiburones blancos modernos comenzaron a formarse.

La mayor parte de lo que sabemos sobre estos peces pudo ser establecido por los dientes, esto es casi lo único que queda de ellos. De acuerdo a esto se estima que fue uno de los peces más grandes de todos los tiempos. Su tamaño es difícil de juzgar, pero el estudio de restos fósiles, muestra que este tiburón era gigantesco.

El Megalodón fue un súper depredador ubicado en la parte superior de la cadena alimenticia, al menos hasta que aparecieron otras especies como las orcas”.

Los restos de este prehistórico depredador se han encontrado en muchas partes del mundo, de aquí su importancia. En este artículo podrás conocer un poco más de este enorme animal. Te daremos a conocer su descripción, extinción, registros fósiles y como ha llegado el Megalodón a las pantallas.

Descripción del tiburón Megalodón

tamaño del Megalodón

El tamaño del Megalodón se acercaba al de los reptiles marinos más grandes del Mesozoico, como los mosasaurios y los ictiosaurios. La mandíbula de dos metros consistía en más de 270 dientes ubicados en cinco filas.

La longitud de su cuerpo, según los paleontólogos, era de 13 a 18 metros, como los autobuses de dos pisos de Londres y un peso corporal de 41 a 47 toneladas. Los Megalodónes reales probablemente vivían en zonas costeras a profundidades de hasta 200 metros.

El cráneo cartilaginoso del Megalodón tenía que ser proporcionalmente más grueso y fuerte que el de un gran tiburón blanco para poder corresponder a las mandíbulas más masivas y la estructura de los dientes

Las aletas muy probablemente, eran proporcionalmente más grandes y gruesas que las aletas del gran tiburón blanco, ya que era necesario mover y controlar el movimiento de un tiburón tan grande.

Los dientes delgados de Megalodón son aserrados con un filo relativamente poco profundo, adaptados para abrir y morder las vértebras de un animal grande. Anatómicamente esta especie y el tiburón blanco tiene cierta relación.

Sus técnicas de caza eran diferentes a otras especies. Atacaban a sus víctimas desde una emboscada y nunca se atrevían a perseguirlas activamente, porque no podía desarrollar alta velocidad y tenía una resistencia muy limitada.

¿Porque se extinguió el Megalodón?

el cambio climático extinguió al Megalodón

Hace 2.6 millones de años, el clima del planeta comenzó a cambiar dramáticamente, los océanos se enfriaron. La gran fauna estaba muriendo, y el depredador gigante simplemente no tenía nada para comer.

Sin embargo, La razón de la extinción, según los biólogos, fue la intensa competencia con otros depredadores durante la crisis alimentaria. Aunque, anteriormente la versión del cambio climático global era la más popular.

El siguiente factor en la extinción de los Megalodónes fue la aparición de ballenas dentadas, los antepasados de las orcas modernas. Debido a su gran tamaño y metabolismo lento, el Megalodón no podía nadar y maniobrar tan bien como estos mamíferos marinos.

¿El Megalodón existe? Muchas son las historias que se narran sobre este majestuoso animal. Algunos creen que estos depredadores aún surcan los mares. Pero, la Dra. Catalina Pimiento científica experta en tiburones dice “Es imposible que todavía existan en algún lugar”.

Un animal con esas dimensiones difícilmente podría pasar desapercibido por tanto tiempo. Las evidencias que se han encontrado demuestran que los Megalodónes fueron las últimas especies de tiburones gigantes.

Registros fósiles

Diente fósil del tiburón gigante

Los fósiles más comunes de Megalodón son sus dientes. El esqueleto de este animal, como el de otros tiburones, consistía en cartílago, y no en huesos. Por lo tanto, no se conservaron sus fósiles, excepto los dientes ¡es bastante raro!

A veces se encuentran vértebras. Ellas, a diferencia de otros elementos esqueléticos, estaban bien mineralizadas durante la vida del Megalodón. Las vértebras de Megalodón están altamente calcificadas para resistir su masa y cargas derivadas de la contracción muscular.

Los restos del Megalodón de encuentran distribuidos desde el Mioceno temprano hasta el Plioceno tardío. Sus restos se encontraron en: Europa, África, América del Norte y del Sur, Puerto Rico, Cuba, Jamaica, Japón, Malta, India, Australia, Nueva Zelanda Y la Fosa de las Marianas.

Debido a la falta de fósiles de Megalodón bien conservados, los científicos se ven obligados a basar las reconstrucciones y suposiciones sobre su tamaño, según una comparación con un gran tiburón blanco.

El Megalodón en las pantallas

Megalodón en la gran pantalla

Se han hecho muchos esfuerzos para reproducir el Megalodón en las pantallas, aunque no sin ficción artística. Su voracidad se ha representado en juegos, documentales y películas donde sus atributos y características aparecen resaltadas de manera exagerada. El Megalodón apreció en:

  • El juego Hungry Shark: Evolution.
  • Documental » Walking with the Sea Monsters «.
  • “Megalodón” película del 2002.
  • El juego » Jurassic World: The Game «.
  • La película» Shark Hunter”, estrenada en el 2001.
  • La película Los tiburones 3: Megalodón estrenada en el 2002.
  • “Two Million Years Later” película lanzada en 2009
  • «The Death of the Titans” secuela de la película Two Million Years Later
  • » Mega Shark vs. Mecha Shark secuela de la película «Death of the Titans”
  • » Meg: profundidad del monstruo » producción lanzada en el año 2018.

Quizás te interese...

Deja un comentario