Leyendas de Colombia

Leyendas de Colombia que dan escalofríos

Colombia es un país lleno de diferentes culturas nativas y su vez rico en misteriosas historias. Las leyendas de Colombia han sido influenciadas principalmente por sus aborígenes y de la gran encrucijada étnica regional.

La mayoría de estas leyendas surgieron en una época donde no había una explicación científica razonable antes algunas manifestaciones físicas de la naturaleza. Fuera de los centros urbanos, la creencia en espíritus malignos y criaturas aterradoras es mayor.

Las leyendas de Colombia se han trasmitido a través de generaciones, en su mayoría de forma oral. Cuentan hechos que suceden de manera individual, basados en experiencias personales o acontecimientos históricos.

Colombia es un país latinoamericano lleno de historias fantásticas. Con un folclor variado, que ilustra su identidad cultural”.

Las leyendas de Colombia pueden ser muy entretenidas, pero a su vez bastante terroríficas. Si te gusta sentir la adrenalina cuando lees, estos artículos son para ti. Aquí te presentamos 5 de las leyendas más fantásticas de Colombia: la patasola, la llorona, el hombre caimán, la madre de agua y la madre monte.

Leyenda de la patasola

La patasola en leyendas de Colombia

La patasola es la representación de una mujer que se transforma en bestia, posee garras y colmillos, ojos de tigre y boca sensual. Es un alma en pena que deambula por los caminos de la región colombiana.

Esta leyenda tiene su origen en hombres celosos, que cuentan la historia para asustar a sus mujeres y evitar que estas cometan alguna infidelidad. Sin embargo, la patasola atemoriza y asesina a los hombres que son atraídos por sus gritos de dolor.

La patasola fue una mujer casada y con tres hijos que le fue infiel a su esposo. Este al darse cuenta de su engaño le cortó la pierna como venganza, pero ella murió desangrada en el sitio. Su fantasma se pasea buscando justicia.

Las leyendas de Colombia cuentan que ella se convierte en una mujer bonita y grita como si estuviera en peligro, de esta manera atrae y seduce a los hombres, estos cautivados se acercan y se encuentran con una horrible bestia que finalmente los mata y devora.

La patasola vaga con una sola pierna destruyendo los campos de maíz, además les tiene temor a los animales. Como forma de protección los hombres, cuando van cazar o simplemente se pasean por senderos y bosques, llevan un perro y un hacha para ahuyentar a esta alma en pena.

La llorona

La llorona en leyendas de Colombia

Dentro de las leyendas de Colombia, la llorona es una de la más popular. Se trata del espíritu de una mujer que aparece llorando en lugares solitarios. La versión de esta historia puede variar de acuerdo a la región.

La maldición comienza cuando una mujer pierde a su hijo de manera trágica y ella se suicida. Su espíritu deambula por valles, ríos, carreteras, caminos desolados y oscuros gritando “¡Ay, mi hijo!”. Su apariencia es de rostro cadavérico con un vestido blanco harapiento que le llega hasta los tobillos.

Suele aparecer a todo aquel que camine solo de noche, principalmente a hombre ebrios y mujeres pecaminosas. Lleva en sus manos el cadáver de su hijo y llora lágrimas de sangre llenas de dolor que caen en la vestidura del niño.

El hombre Caimán

El hombre caimán en leyendas de Colombia

Entre las leyendas de Colombia nos llega la leyenda del hombre Caimán que transcurre en el río Magdalena. La historia cuenta sobre un hombre que disfrutaba espiar a las mujeres bañándose en el río,sobre todo cuando estaban sin ropa.

Un día pensó que sería buena idea espiar sin preocupación de ser descubierto, por eso se le ocurrió visitar a un brujo para que le diera una pócima. El hombre visitó al brujo y este le dio dos brebajes, uno para convertirse en caimán y el otro para convertirse en hombre nuevamente.

Con ayuda de su amigo se fue al río, acordaron en que él se convertiría en caimán con una de las pócimas y el amigo lo esperaría a la orilla del río con la otra para volver a su estado natural. Siguiendo lo acordado el hombre se convirtió en caimán.

Después de espiar a las mujeres el hombre caimán regresó a la orilla del río para que su amigo le diera la otra pócima, pero el amigo se había quedado dormido y al despertarse vio al caimán, se asustó tanto que soltó la pócima, unas gotas le cayeron en la cara y la otra se derramó.

De esta manera quedó con cuerpo de caimán y cabeza de hombre. Según cuenta la leyenda la gente ya no visita el río por miedo al hombre caimán, este siempre anda triste llorando y dicen que la única que se acerca es su mamá para llevarle comida.

La madre de agua

La madre de agua en leyendas de Colombia

La madre de agua es un fantasma con forma de mujer que aparece en ríos cristalinos. La leyenda cuenta que este espíritu posee una gran belleza, su rosto iluminado como los rayos del sol atraen a jóvenes adolescentes de manera hipnótica.

La madre de agua irradia una espiritualidad asombrosa y su mirada deslumbra a todo caballero joven que la ve. Los chicos atraídos por su fantástica piel blanca y cabellos dorados, la siguen hasta las profundidades del río donde mueren ahogados.

Dicen que la madre se agua camina con sus pies al revés, cuando apuntan hacia el norte indica que ella estuvo en el sur. Los que han logrado salvarse quedan enloquecidos y cuentan que ella nada con bellos delfines, cocodrilos y peces coloridos. La única forma de salir de su hechizo es que los adultos pongan a rezar a los adolescentes.

La madre monte

La madre de monte en leyendas de Colombia

La leyenda de la madre monte es otra de las leyendas de Colombia más famosas, consiste en un espanto con figura de mujer que atormenta a todo aquel que roba las tierras de otras personas, también a las personas que posean comportamientos inadecuados como infieles y vagabundos.

Tiene su rostro oculto, con sombrero verde hecho de musgo y hojas de gran elegancia. Viven en los bosque y junglas y se baña en los ríos. Cuando las personas la desafían causa inundaciones y tormentas. Además, a los ladrones los castiga con grandes plagas y obstáculos en su camino.


Quizás te interese...

1 comentario en “Leyendas de Colombia”

Deja un comentario