Keith Hunter Jesperson ¡el asesino de la cara feliz!

El asesino en serie Keith Hunter Jesperson

Keith Hunter Jesperson nació el 6 de abril de 1955 en Chilliwack, Columbia Británica, Canadá. Fue conocido en los Estados Unidos como “Happy Face Killer” (Asesino de la cara feliz), quien violó y asesinó a ocho mujeres a principios de la década de 1990. Su apodo se debe a que dibujaba caras sonrientes en sus muchas cartas a los medios y fiscales.

Muchas de sus víctimas eran trabajadoras sexuales y transeúntes que no tenían conexión con él. El estrangulamiento era su método preferido de asesinato, el mismo método que solía usar para matar animales cuando era niño.

“Jesperson se hizo conocido como el ´Asesino de la cara feliz´ por sus emoticones que estropearon sus muchos mensajes dirigidos a los medios y fiscales

En 1995, el asesino en serie admitió haber matado mujeres en todo el condado de Oregón, California, Wyoming y Washington. Jesperson envió cartas a periódicos locales describiendo en detalle gráfico cómo mató a sus víctimas. Las notas estaban estampadas con su característico rostro feliz.

Infancia de Keith Hunter Jesperson

Era hijo de Leslie y Gladys Jesperson, creció en una familia numerosa con dos hermanos y dos hermanas más. Su padre era alcohólico y violento, se pudo comprobar que abusaba de todos los miembros de la familia, incluyendo palizas. Un día, recibió una descarga eléctrica de su padre por mal comportamiento.

En la infancia, Keith Hunter Jesperson recibió poca atención, mucho menos que sus hermanos y hermanas. Después de mudarse a Selah, Washington, fue difícil para él establecerse en su nuevo hogar y hacer nuevos amigos debido a su gran tamaño.

Era un chico tímido, jugaba casi todo el tiempo solo, esto le llevaba a torturar y matar animales. Capturaba pájaros, gatos y perros alrededor de un parque cercano a su vivienda, los golpeaba severamente y luego los estrangulaba hasta la muerte.

Sus hermanos nunca le ayudaron a adaptarse, todo lo contrario, se burlaban llamándole Igor, por su gran tamaño y peso. Este apodo se le mantuvo hasta la graduación.

En la escuela secundaria, liberó su deseo de lastimar a otras personas. Primero atacó y golpeó salvajemente a un compañero de estudios llamado Martin y en otra ocasión intentó ahogar a un niño en una piscina pública. Más tarde afirmó que su intención era matar al niño.

Keith Hunter Jesperson confesó que perdió su virginidad en la escuela secundaria, a la edad de 14 años, durante un acto de violación.

Cronología de sus crímenes

Después de graduarse en la escuela secundaria, consiguió un trabajo como camionero en 1974, un año después se casó y del matrimonio nacieron tres hijos. En 1990, después de 15 años de matrimonio, se divorcia.

A la edad de 35 años, con una estatura de 2 m y un peso aproximado de 110 Kg, Jesperson se trazó el objetivo de pertenecer a la Real Policía Montada de Canadá, pero sufrió una lesión durante el entrenamiento y esto terminó su sueño.

Se vio obligado a regresar a la conducción de camiones, fue ese momento que Keith Hunter Jesperson comenzó a matar.

Victimas de Keith Hunter Jesperson

Primera victima

Su primera víctima fue Taunja Bennett la que conoció en un bar, cerca de Portland, Oregon. Después de invitarle unos tragos, Keith la invitó su casa donde vivía alquilando. Su intención era tener relaciones sexuales con ella, pero ésta se negó y comenzó una discusión que terminó con una golpiza brutal y después la estranguló hasta la muerte.

Estableció una coartada volviendo a tomar algunas bebidas en el mismo bar, asegurándose de conversar con los demás, antes de regresar para recuperar el cuerpo y las pertenencias de Bennett para deshacerse de ellos.  La víctima fue encontrada unos días después, pero no había sospechosos ni pistas.

Nuevos asesinatos

Pasaron dos años y medio después de su primer asesinato cuando Jesperson volvió a matar. El 30 de agosto de 1992, el cuerpo sin vida de una mujer llamada Claudia a la que violó y estranguló, fue encontrada cerca de Blythe, California.

Un mes después, en Turlock, California, se descubrió el cuerpo de Cynthia Lyn Rose. Al interrogarlo, afirmó que era una prostituta que entró en su camioneta mientras él dormía.

Su cuarta víctima fue encontrada en noviembre de ese año, se trataba de otra prostituta que respondía al nombre de Laurie Ann Pentland. Según Jesperson, intentó duplicar la tarifa que cobraba por el sexo que había tenido con ella. Ella amenazó con llamar a la policía, y él la estranguló.

Seis meses después, su próxima víctima, Cindy fue encontrada en Santa Nella, California y en septiembre de 1994, se encontró otro cuerpo en Crestview, Florida. Jesperson dijo que se llamaba Susanne.

En enero de 1995, Jesperson acordó llevar a Angela Surbrize, a Indiana en su camioneta y durante el viaje, Surbrize comenzó a molestarlo para que se apurara, ya que le urgía ver a su novio. En respuesta, Jesperson la violó y la estranguló. Después, el despiadado asesino, la ató al tren delantero de su camioneta y la arrastró boca abajo, «para borrarle la cara y las huellas». Su cuerpo fue encontrado después de varios meses, cuando Jesperson dio detalles a la policía.

En marzo de ese mismo año, Jesperson decidió asesinar por estrangulamiento a su novia Julie Ann Winningham, porque pensaba que estaba interesada en él solo por dinero. Por ser la única víctima con la que tenía un vínculo, finalmente puso a la policía en su camino.

El ocaso de un asesino

Detención del asesino Keith Hunter Jesperson

La policía lo interrogó y se negó a hablar, ya sin ningún motivo para arrestarlo le dejaron ir. Pero Jesperson pensó que la justicia insistiría en buscarlo nuevamente y sin duda lo iban a arrestar. Después de dos intentos de suicidio, decidió entregarse el 30 de marzo de 1995, con la esperanza de que fueran indulgente durante su sentencia.

Una vez bajo custodia, Keith Hunter Jesperson comenzó a revelar todos los detalles de sus asesinatos. Además, había escrito una carta a su hermano días antes de su arresto, donde confesaba el asesinato de ocho personas en el periodo de cinco años.

Esto llevó a las agencias policiales en varios estados del país a reabrir casos antiguos, muchos de los cuales fueron confirmados como víctimas de Jesperson.

Durante la etapa de investigación, Keith Hunter Jesperson confesó más de 160 asesinatos, pero solo 8 mujeres fueron reconocidas oficialmente como sus víctimas. Recibió 3 cadenas perpetuas consecutivas en la Penitenciaría del Estado de Oregon en Salem.

Silencio destrozado: La historia no contada de la hija de un asesino en serie

Keith Hunter Jesperson fue un padre normal

La historia fue recordada por la hija de Jesperson, Melissa G. Moore, en un libro que publicó en el año 2008 titulado: “Silencio destrozado: La historia no contada de la hija de un asesino en serie”. Aquí cuenta cómo fue su vida al lado de su padre hasta 1990.

La fama llegó rápido. Ese mismo año fue invitada al Show del Dr. Phil para hablar sobre su padre. Al año siguiente apareció en The Oprah Winfrey Show. En el año 2015 se le dedicó, a este asesino, un capítulo de la serie Lifetime Movies Monster in My Family, titulado «Happy Face Killer: Keith Hunter Jesperson».

 “Amaba a mi padre, pero realmente no disfrutaba estar cerca de él. Nunca nos molestó ni nos golpeó a ninguno de nosotros, era solo la sensación de que algo se estaba cocinando debajo de la superficie. Quiero decir, muchos niños piensan que su padre es raro” comentó Melissa G. Moore.


Quizás te interese...

Deja un comentario