Issei Sagawa, el caníbal

Issei Sagawa, el caníbal

Issei Sagawa es un hombre que nació el 11 de julio de 1949 en la ciudad de Kobe, en la isla de Honshu. Se conoce por sus actos criminales de canibalismo. Es uno de los 10 antropófagos más conocidos del mundo.

Este famoso japones tenía el apodo de “el ogro” y fue condenado por asesinato. Era un chico poco popular y sin atractivo físico”.

Era hijo de padres acaudalados y gracias a su influencia, Issei Sagawa fue enviado a estudiar en Francia. Se graduó como escritor y realizó una maestría de inglés en 1980 con «Yasunari Kawabata. Conoce con nosotros su infancia, deseos caníbales y como se convirtió en celebridad.

Infancia de Issei Sagawa

Su infancia y juventud transcurrieron en Japón. Sagawa era un joven poco atractivo, cojeaba y era bajo de estatura, aproximadamente 148 centímetros. No gozaba de popularidad entre las chicas, pero le gustaban.

Desde pequeño ya tenía pensamientos caníbales, cuando estaba en primer grado se dio cuenta de los muslos de unos de sus compañeros, de inmediato le vino a la mente lo deliciosos que serían. El observaba a las mujeres no como un deseo sexual sino como un suculento bocado.

Canibalismo de Issei Sagawa

Aunque los deseos de comer carne humana se iniciaron desde muy pequeño, no fue hasta la edad de 32 años cuando sucumbió a la tentación, estuvo muchos años reprimiendo sus aterradores deseos.

Renée Hartevelt

Issei Sagawa se comió literalmente a Renée Hartevelt

En 1977, el Sagawa fue a París. Ingresó en el Departamento de Filología Inglesa y estudió muy diligentemente. En la Universidad conoció a su futura víctima, Renée Hartevelt. Esta joven era una chica alta que vino a Francia desde Holanda.

Con el tiempo ambos entablaron una relación de amistad. Sagawa invitaba ocasionalmente a Rene a cenar a su casa para ganar su confianza. Una noche intentó matarla por la espalda, pero el arma le falló. Sin embargo, René nunca tuvo sospecha alguna.

A la noche siguiente en su segundo intento, logró asesinarla instantáneamente. Sagawa solo enfrentó un instante de remordimiento antes de convertirse en euforia. Inmediatamente después de matarla, él violó su cadáver y comenzó a abrirla.

Lo primero que probó fue la carne de sus nalgas, le pareció lo más delicioso que hubiese comedido jamás. Durante sus confesiones, Sagawa dijo que lo único que lamentaba de todo eso, era no haberla comido cuando aún estaba viva.

Dos días después de matar a Hartevelt, Sagawa eliminó lo que quedaba de su cuerpo ya que el cadáver comenzó a emitir un olor característico. Él había comido o congelado la mayor parte de su región pélvica, así que le puso las piernas, el torso y la cabeza en dos maletas y llamó a un taxi.

El caníbal había planeado deshacerse de las maletas sin ser notado, pero cometió algunos errores. Después de abandonar las maletas los transeúntes se dieron cuenta que dentro había sangre y sobresalía un pie.

Justicia o injusticia

Las autoridades se dieron cuenta de inmediato y fue llevado a prisión. Issei Sagawa esperó su juicio durante dos años en una prisión francesa. Cuando llegó el momento del juicio, la influencia de su padre hizo que el juez francés Jean-Louis Bruguiere lo declarara legalmente loco y no apto para ser juzgado, retiró los cargos y ordenó su detención indefinida en una institución mental.

Después de unos meses, Issei Sagawa contrajo una enfermedad intestinal, pero fue diagnosticado erróneamente con encefalitis, los médicos le dieron poco tiempo de vida. Al ser así, su padre pidió que lo trasladaran a Tokio, propuesta que fue aceptada.

Al llegar a Tokio fue internado nuevamente en una institución psiquiátrica, donde duró poco tiempo, escapando de esta manera de las leyes francesas. Por lo tanto, los japoneses no tenían ningún caso contra Issei Sagawa y no tuvieron más remedio que dejarlo libre. Desde 1986, camina por las calles de Tokio donde vive, libre de hacer lo que le plazca.

De caníbal a celebridad

Desde su liberación, Issei Sagawa ha escrito 18 libros sobre el canibalismo convirtiéndose en toda una celebridad. Además de esto, escribió su propio libro de asesinatos, una columna para un pequeño periódico en Japón y varias novelas.

Su fama aumentó cuando participó en la filmación de una película pornográfica llamada Shisenjiyou no Aria. Incluso apareció en un programa de cocina en la televisión. En 2014, la banda alemana Ost + Front grabó una canción dedicada a estos eventos, con el apellido de la víctima HarteWelt titulada “Mundo cruel».


Quizás te interese...

Deja un comentario