Fritz Haarmann el asesino de niños

asesino en serie Fritz Haarmann

El asesino en serie Fritz Haarmann, fue conocido como el carnicero, el vampiro, el caníbal, el hombre lobo de Hannover, debido a la brutalidad con que mataba a sus víctimas. Se documentó que mató brutalmente al menos a 24 personas, entre niños y hombres, con edades comprendidas entre 10 y 22 años.

Estos hechos ocurrieron en la década de 1920, durante o después de tener relaciones sexuales con ellos. Durante el juicio, incluso los periodistas experimentados necesitaban nervios de acero para escuchar las descripciones de Haarmann.

“Se dice que Fritz Haarmann cometió hasta un asesinato por semana en Hannover, entre octubre de 1923 y abril de 1924”

El caso del «asesino de lujuria» homosexual, que nació en 1879 en Hannover (Baja Sajonia), sigue siendo una sorpresa aterradora del más alto nivel.

Los primeros años y el entorno familiar

Friedrich, llamado Fritz Haarmann, nació en Hannover el 25 de octubre de 1879. No existen muchos datos de su juventud temprana. Era un niño muy sociable, soñador y generalmente popular. Su comportamiento era ejemplar; pero sus calificaciones estaban muy por debajo del promedio.

Su padre, quien murió en 1922 a la edad de 76 años, era un personaje salvaje, pendenciero y quejumbroso e hijo, a su vez, de un borracho. Inicialmente, se desempeñó como calentador de locomotoras, pero su fortuna llegó años después, cuando se convirtió en fundador y propietario de una pequeña fábrica de cigarros.

La madre, siete años mayor que su padre, ya tenía 41 años en el nacimiento de Fritz, postrada en una cama, enferma. Por cierto, ella era de poca inteligencia, un poco torpe.

De los cinco hermanos, solo el hermano mayor se convirtió en un buen ciudadano, se empleaba como capataz de Continental. El segundo hermano era un depravado sexual y sus tres hermanas presentaban una mala actitud, actuando de manera impulsiva.

Fritz Haarmann colaboraba con la policía

En los años posteriores a la Primera Guerra Mundial (1914-1918), la policía de Hannover se vio obligada a trabajar con espías e informadores del medio criminal. Uno de ellos fue Fritz Haarmann, quien, según los testimonios de 1918 a 1924, ayudó con el delito de robos.

La policía de seguridad criminal lo conocía como un homosexual que comerciaba con ropa usada y carne. Haarmann tenía muy buen conocimiento de los delincuentes y los proxenetas en el contaminado casco antiguo de Hannover. Pero nunca fue de ninguna manera un miembro oficial del aparato estatal.

Comienzos de una vida como asesino

Cuando contaba 17 años, Haarmann fue fichado por la policía con el cargo de acoso de adolescentes. Pero fue a la edad de 40 años (en 1919) cuando comete su primer crimen, su victima llevaba el nombre de Friedel Rothe.

Fritz Haarmann, "el carnicero"

A principios de la década de 1920, Haarmann se convirtió inevitablemente en un «lobo con piel de cordero». Con el pretexto de su trabajo como informante de la policía, hablaba a los jóvenes que deambulaban frente a la estación de trenes y los llevaba a su casa, donde los mordía en la manzana de Adán, mientras la estrangulaba al mismo tiempo, en una eufórica ira sexual como un vampiro. Después, desmembraba los cuerpos y los arrojaron al agua.

Según su confesión, violaba a las victimas y de un mordisco les seccionaba la carótida y la tráquea. Este ritual macabro lo llevaba a cabo con su amante Hans Grans.

Lo que sucedió con las víctimas hizo temblar incluso a los investigadores más duros. Fritz cortó y talló a sus víctimas con un pelador de papas. Más tarde, el propio Haarmann dijo en un interrogatorio cínicamente que no había sido «ningún placer».

Lo más horrible de la historia es que una vez que la victima moría, la deshuesaba y vendía la carne, asegurando que era de cerdo o caballo. Los huesos fueron arrojados al río Leine.

El 17 de mayo de 1924, los restos de una osamenta humana fueron descubiertos por unos niños en el río. Las autoridades ordenaron el dragado de este, encontrando numerosos restos óseos. Las pistas condujeron al asesino y este fue detenido.

El ocaso de un asesino

El 23 de junio de 1924, Fritz Haarmann fue arrestado en Hannover. El 8 de junio de 1924, los trabajadores urbanos habían encontrado, más de 500 partes de cuerpos humanos, que ciertamente pertenecían a 22 jóvenes horriblemente asesinados y hundidos en el agua.

Irónicamente, un espía de la policía, Fritz Haarmann de Hannover, había resultado ser el asesino en masa.

Fritz Haarmann sentenciado a muerte

El juicio de Haarmann tuvo lugar del 4 al 19 de diciembre de 1924, ante el tribunal del jurado en el tribunal de distrito de Hannover. El caso Fritz Haarmann se convirtió en un problema político durante el juicio, ya que la prensa expresaba reiteradamente críticas sobre el funcionamiento de la policía penal local, el aparato policial en general y el aparato estatal.

Después de la sentencia cinco días antes de Navidad de 1924, el acusado dijo:  «aceptó completamente el veredicto». Había sido sentenciado a 24 veces la pena de muerte por 24 casos de homicidio comprobado. Aunque, se estima que sus víctimas superaron el centenar.

Le había dicho a la corte: «Quiero ser decapitado. Eso es un momento, luego tendré paz «. Fritz Haarmann estaba satisfecho con este deseo. El hombre que había asesinado a numerosos niños y jóvenes de manera bestial, fue decapitado con un hacha, el 15 de abril de 1925 en Hannover en el patio de la prisión.

Su compañero Hans Grans fue condenado a cadena perpetua, pero esta sentencia se conmutó a 12 años. El transcurso de su condena fue habitual hasta 1938, cuando fue transferido ilegalmente al campo de concentración de Sachsenhausen, donde sobrevivió hasta 1945. Después de la guerra se casó y regresó a Hannover.


Quizás te interese...

Deja un comentario